El origen de Mocedá

Corría el año 2009, cumpliendo Ingeniería Sin Fronteras Asturias 17 años como ONGD del Principado de Asturias. Este fue el año en que se formó la Sección Juvenil hasta entonces inexistente, pero ¿qué fue lo que llevó a su creación?

Por aquel entonces la entrada de gente joven era limitada, si bien la gente nueva de la asociación venía por otras vías, se decidió que ISF Asturias debía tener presencia en la escuela de ingeniería como forma de darse a conocer entre el ambiente universitario y ante la visión de que allí también deberían de hacerse cosas.

Tres personas decidieron abrir esta nueva sección en la Escuela de Ingeniería de Gijón. Éstas durante el primer mes, dieron difusión del grupo por la escuela y a raíz de ello, al mes de su formación entraron seis personas nuevas y con muchas ganas de hacer cosas.

A partir de entonces, se empezó a formalizar el grupo, organizando reuniones, actas y demás, incluso la obtención de un presupuesto. Una de las primeras formaciones que se llevaron a cabo con este presupuesto fue cómo se plantean los proyectos siguiendo la metodología llevada en cooperación del marco lógico.

El grupo fue creciendo en formación y número y empezaron a montarse actividades en la escuela. Una de las primeras fue un ciclo de cine en la universidad. No tuvo mucho éxito, pero se aprendió mucho sobre la forma de actuar. Esto no pudo con las ganas de seguir haciendo cosas y desde entonces todo fue a mejor. Se empezó a participar en mercados solidarios que fue el punto de partida de un proyecto en África que se llevó a cabo posteriormente.

Debido al buen ambiente, se empezó a unir más gente nueva y se creó una atmósfera increíble que continúa hasta hoy. El grupo pasó a llamarse Mocedá (juventud en asturiano) y es ahora mucho más conocido en el ámbito universitario, está más consolidado y continúa organizando actividades de temáticas que muchas no difieren demasiado de aquel grupo que comenzó en 2009. Somos un reflejo de lo que éramos en el pasado y lo que el futuro nos depara sólo dependerá de la sombra que proyectemos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.