Lagartijas contra Dinosaurios

Allá por 2009 al poco de crearse la sección juvenil de Mocedá que componían en ese momento doce personas, decide organizarse un partido de fútbol playa entre la gente más veterana de Ingeniería Sin Fronteras Asturias y las que menos tiempo llevaban en la asociación. Decide llamarse a este partido, lagartijas contra dinosaurios, queda claro cuál es cual.

Corría el mes de Enero y se decide que sea la playa de san Lorenzo el lugar que acogerá tal evento. Se juntaron veinte personas tanto mujeres como hombres para disputar el encuentro aquella mañana. El resultado fue de victoria para las lagartijas con una ventaja de cinco goles sobre los dinosaurios. Posteriormente ambos equipos se fueron de comitiva como guinda a aquella jornada de sábado.

Muchas de aquellas personas aún continúan en la asociación y es que es el buen ambiente uno de los pilares de ISF Asturias, por los que funciona tan bien y por los que la gente que entra se queda mucho tiempo.

Crónica de la quinta edición del Café Repair en Asturias (EPI Gijon, 23 de marzo de 2017)

En esta sociedad que vivimos de consumismo sin frenos aparecen pequeñas actividades como la ocurrida el pasado 23 de Marzo en el Edificio Polivalente del Campus de Viesques, en Gijón. Hablamos del EPI Repair Café que se celebró entre las salas 03.03 y 03.04 (Sala de lectura) en horario de 17:00 a 20:00. Era la primera vez que Ingeniería Sin Fronteras Asturias lo organizaba en Gijón, tras su éxito tanto en Oviedo en dos ocasiones, como en Avilés y el mercado social de Nava.

En ella se reunieron una docena de personas con objetos variopintos que necesitaban ser arreglados y de esta forma no acabar de forma prematura en la basura. Dichos objetos iban desde unos auriculares o un sillín de bici hasta el manillar de una maleta. Para ello, se contó con cinco personas reparadoras con conocimientos eléctricos y electrónicos en esta ocasión. También asistió el director de la escuela, Juan Carlos Campo. Desde Ingeniería Sin Fronteras Mocedá queremos felicitarle por su apoyo y colaboración en esta iniciativa desde el primer momento.

La jornada transcurrió con un ambiente muy familiar en el que también había café y pastas de comercio justo para reivindicar no sólo que algunos aparatos aún pueden tener una segunda vida, sino también que es importante el origen y las condiciones de los mismos.

La presencia en las facultades de ingeniería de este tipo de propuestas debería aparecer más en la cotidianidad, ya que acercan a los y las estudiantes a casos más prácticos complementarios a la teoría vista durante su trayectoria universitaria y que de alguna forma les acercan a la realidad laboral posterior. A su vez implantan una mentalidad de reutilización que será muy provechosa en estas y futuras generaciones intentando evitar una práctica muy extendida como es convertir en cajas negras el interior de los productos, como utilizan algunas compañías mundialmente conocidas.

«Luchamos por un consumo alejado del desenfreno». Noticia en El Comercio

Alta participación en la cita para reparar aparatos en la Politécnica. Noticia en La Nueva España

Destapa la realidad

La idea de realizar una campaña destapando la realidad de la marca Coca-Cola se empieza a gestar en 2014. No eran una novedad entonces los abusos que la compañía comete contra sus sus trabajadores y trabajadoras, contra el medio ambiente y contra la salud de las personas que consumen sus productos. 
En muchos establecimientos, como por ejemplo en las cafeterías del campus de la Escuela Politécnica de Ingeniería de Gijón, la multinacional impone convenios de exclusividad por lo que se decidió que además de concienciar sobre la realidad de la marca se intentaría que las cafeterías añadieran alternativas de refrescos en estos establecimientos y que se repararan las fuentes de agua que hay repartidas por el campus recogiendo firmas de la comunidad educativa. 
Para “destapar la realidad” editamos un folleto y un vídeo informativos sobre las prácticas de la empresa y para que la campaña tuviera aún más visibilidad se pintó un ernorme grafiti mientras se repartían los folletos, se proyectaba el vídeo y se recogían firmas. 
Aunque el objetivo de añadir alternativas de refrescos no se consiguió, conseguimos dar visibilidad a los abusos de una marca que invierte más de 2000 millones de dólares al año en lavar su imagen con publicidad. También se consiguió que se repararan las fuentes de agua de la Escuela.

Crónica de la cuarta edición del Café Repair en Asturias (La habitación blanca, Avilés)

En esta ocasión el Repair Café Asturias se celebra en Avilés, en las instalaciones de La habitación blanca, durante la jornada del 11 de marzo de 2017. Este Repair Café fue organizado en conjunto entre La habitación blanca e Ingeniería Sin Fronteras Asturias.

En ella se reunieron unas veinte personas con objetos variopintos que necesitaban ser arreglados y de esta forma no acabar de forma prematura en la basura. Dichos objetos iban desde una báscula de cocina, ruedas de bicicleta, un teclado, un aspirador y otros artiliguos. Para ello, se contó con varias personas reparadoras con conocimientos eléctricos y electrónicos en esta ocasión, así como personas reparadoras del mundo del software libre.

La jornada transcurrió con un ambiente muy familiar en el que también se repartieron jarras para fomentar el consumo de agua del grifo (frente al abuso del agua embotellada) y certificados de exención de compra de regalo.

El Orbayu

Desde Ingeniería Sin Fronteras Asturias Mocedá nos encargamos de organizar uno de esos eventos ansiados por toda la asociación, en el que recargamos pilas, nos unimos, disfrutamos de nuestra tierra, y vivimos unas jornadas de formación. Estamos hablando del Orbayu.

El termino Orbayu hace referencia a esa lluvia liviana, casi imperceptible, pero que empapa. Y ese es el objetivo de estas jornadas, aportar una formación, en forma de talleres y dinámicas en las que el conocimiento no se note, pero que poco a poco vaya empapando.

Desde la formación del grupo, Mocedá se ha encargado de acoger e integrar al nuevo voluntariado, y una de las actividades fundamentales para llevar a cabo esta labor es el Orbayu. En estos encuentros anuales, nos retiramos a algún rincón de Asturias, organizamos talleres formativos de diferentes temáticas y como no, tampoco falta la vertebración. Son unos días orientados a la formación y la consolidación del grupo.

A lo largo de estos ocho años de Mocedá, ha habido muchos Orbayos, con diferentes personas, temáticas y lugares. Pero cabe destacar el primero de todos, por ser el precursor de esta iniciativa y el que serviría de modelo para los sucesivos años, el Orbayu 2010.

El Orbayu 2010 fue celebrado un fin de semana de septiembre, en Somao (Pravia). La reciente asociación juvenil de Ingeniería Sin Fronteras Asturias, Mocedá, decidió organizar un fin de semana de formación multidisciplinar, en el que los propios miembros de la asociación compartieran conocimientos, se abordaran temas de interés y sirviera para conocerse mejor y consolidar el grupo.

El fin de semana comenzó con “Zona Cortos”, se trataba del visionado de unos cortos de denuncia social mientras se bebían unos cortos y después se debatía sobre su contenido. El día siguiente empezó con un taller de reciclaje, en el que se abordó la gestión eficiente de los residuos a través de la regla de las 4R’s, y se analizó si el propio evento del Orbayu se había realizado conforme a las 4R’s. Durante el resto del día se realizaron varios talleres sobre conocimiento abierto, abordando temas como el software libre y el licenciamiento de obras intelectuales. Y la jornada finalizó con un taller de género en el que se visibilizaba la situación de las mujeres a nivel mundial y también se focalizó sobre su situación en el Estado Español.

Las jornadas también contaron con la participación de varias compañeras de la Escuela Popular de Bogotá, que mostraron la realidad con la que se enfrentaban la juventud de Bogotá en los diferentes barrios de la ciudad. Finalmente se presentó un proyecto de elaboración de placas solares que se estaba llevando a cabo junto con la Universidad de Oviedo y se exhibieron prototipos de cocinas energéticamente eficientes.

El encuentro concluyó con un debate sobre todos los temas tratados y la importancia de desarrollar un modelo de vida sostenible.

Este primer Orbayu dio paso a muchos más en los que se nos unieron nuevas personas, tratamos nuevos temas y continuamos trabajando esos que se plantearon en aquel septiembre de 2010, y esperamos seguir formándonos y acogiendo a nuevos miembros año tras año. Porque poco a poco el orbayu va calando.

Orbayu 2010. Somao (Pravia)

Orbayu 2013. Infiesto

 

Orbayu 2014. Bimenes

Orbayu 2015. Piloña

 

 

 

 

 

Orbayu 2016. Celada (Villaviciosa)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El origen de Mocedá

Corría el año 2009, cumpliendo Ingeniería Sin Fronteras Asturias 17 años como ONGD del Principado de Asturias. Este fue el año en que se formó la Sección Juvenil hasta entonces inexistente, pero ¿qué fue lo que llevó a su creación?

Por aquel entonces la entrada de gente joven era limitada, si bien la gente nueva de la asociación venía por otras vías, se decidió que ISF Asturias debía tener presencia en la escuela de ingeniería como forma de darse a conocer entre el ambiente universitario y ante la visión de que allí también deberían de hacerse cosas.

Tres personas decidieron abrir esta nueva sección en la Escuela de Ingeniería de Gijón. Éstas durante el primer mes, dieron difusión del grupo por la escuela y a raíz de ello, al mes de su formación entraron seis personas nuevas y con muchas ganas de hacer cosas.

A partir de entonces, se empezó a formalizar el grupo, organizando reuniones, actas y demás, incluso la obtención de un presupuesto. Una de las primeras formaciones que se llevaron a cabo con este presupuesto fue cómo se plantean los proyectos siguiendo la metodología llevada en cooperación del marco lógico.

El grupo fue creciendo en formación y número y empezaron a montarse actividades en la escuela. Una de las primeras fue un ciclo de cine en la universidad. No tuvo mucho éxito, pero se aprendió mucho sobre la forma de actuar. Esto no pudo con las ganas de seguir haciendo cosas y desde entonces todo fue a mejor. Se empezó a participar en mercados solidarios que fue el punto de partida de un proyecto en África que se llevó a cabo posteriormente.

Debido al buen ambiente, se empezó a unir más gente nueva y se creó una atmósfera increíble que continúa hasta hoy. El grupo pasó a llamarse Mocedá (juventud en asturiano) y es ahora mucho más conocido en el ámbito universitario, está más consolidado y continúa organizando actividades de temáticas que muchas no difieren demasiado de aquel grupo que comenzó en 2009. Somos un reflejo de lo que éramos en el pasado y lo que el futuro nos depara sólo dependerá de la sombra que proyectemos.