ISF Asturias participa en el XIX Foro Social de Avilés

El pasado día 9 de noviembre de 2022, se clausuraba el XIX Foro Social de Avilés, al que fue invitada ISF Asturias. Este foro, dedicado a las energías renovables como motor de cambio social y ambiental, no quiso que faltara a la cita nuestra organización para presentar cómo estas fuentes limpias están siendo utilizadas en las zonas más remotas de la República de Guinea en el proyecto en el que colaboramos desde hace ya cuatro años.

En una zona sin electrificación, y ante el insostenible auge del precio de los combustibles fósiles que hasta ahora alimentaban grupos electrógenos, la energía solar está presentándose ya no sólo como la mejor y más sostenible alternativa, sino en ocasiones como la única viable, que ofrece además las ventajas ya conocidas en cuanto a sostenibilidad y, últimamente, precio.

Además, nuestro enfoque de género, en un entorno muy difícil al respecto, incluye esfuerzos crecientemente exitosos para que mujeres, en su mayoría jóvenes, se incorporen a la formación en actividades tradicionalmente masculinizadas, como es el diseño e instalación de centrales fotovoltaicas en las comunidades rurales donde colaboramos.

ISF Asturias seguirá apostando por intervenciones favorecedoras de los derechos humanos y la sostenibilidad ambiental y social tanto en Asturias como en los países del Sur Global.

Resumen de la charla de Ingeniería Sin Fronteras Asturias en Escuela Politécnica de Ingeniería de Gijón

La asociación Ingeniería Sin Fronteras Asturias presentó ayer su modelo de «tecnología al servicio de las personas» en la Escuela Politécnica de Ingeniería de Gijón. Esta ONG de cooperación para el desarrollo persigue el objetivo de poner la tecnología al alcance de toda la población «para tener una sociedad más justa y solidaria» y se organiza en tres secciones: Norte (campañas de incidencia política y sensibilización tanto en Asturias como en diferentes zonas norte), Sur (presencia en países pobres, generalmente de África) y Mocedá (sección juvenil con actividades de formación interna).

En la charla impartida por Pablo Revuelta, secretario de ISF Asturias, y Jorge Coque, coordinador general de Sur, explicaron que actualmente están llevando a cabo labores de formación tecnológica en Guinea. «Con el dinero de las subvenciones contratamos a gente de esos países para que impartan las formaciones. Estamos haciendo labores de electrificación y de informatización para mejorar la conectividad», indicó Coque. «No hace falta ir a Guinea. Aquí están pasando cosas y tenemos herramientas para intervenir tecnológica y socialmente», aseveró.

Resumen a partir de la noticia de El Comercio «Apostamos por un modelo de tecnología al servicio del desarrollo humano»

Charla de Ingeniería Sin Fronteras Asturias en Escuela Politécnica de Ingeniería de Gijón

La Sala de Proyectos del Edificio Polivalente de la Escuela Politécnica de Ingeniería de Gijón acogerá el miércoles, 9 de noviembre, a las 15:00 horas, la charla de Ingeniería Sin Fronteras Asturias «¿Para qué sirve la tecnología?» dirigida al alumnado y plantilla de la  escuela.

La asociación, que nació hace 30 años, dará a conocer los proyectos por los que ha pasado, así como los que tiene actualmente abiertos, y presentar su modelo de tecnología al servicio de las personas.

Disponible la memoria de ISF Asturias 2021

Ya está disponible la Memoria 2021 de ISF Asturias, para que podáis informaros de las actividades que hemos realizado a lo largo del año pasado.

Estamos a vuestra disposición para cualquier duda o pregunta que tengáis.

Evaluación Anual del Programa Asturiano de Atención a Víctimas de la Violencia en Colombia

El pasado lunes 24 de octubre tuvo lugar la Evaluación Anual del Programa Asturiano de Atención a Víctimas de la Violencia en Colombia. Se trata de un programa de acogida temporal, patrocinado por la Agencia Asturiana de Cooperación al Desarrollo, gestionado por la ONG Soldepaz Pachakuti y apoyado por hasta catorce organizaciones sociales de Asturias y nueve de Colombia, entre las que se encuentra ISF Asturias, cuyo objetivo es acoger durante un periodo de hasta seis meses a un grupo de personas que se encuentren en situación de riesgo probado de perder la vida a causa de su labor como defensoras/es de los derechos humanos en su territorio.

En la jornada hubo unanimidad a la hora de reconocer la eficacia del programa, así como la necesidad de reforzar el presupuesto destinado al programa por parte del Principado de Asturias, que en la última década se ha visto reducido hasta en un 70%. Este recorte supone reducir el número de personas acogidas cada año, así como la dificultad para mejorar el programa.

Se concluyó que, a pesar de los buenos resultados, una tarea pendiente es la implementación de un plan de acompañamiento y seguimiento de las personas refugiadas y sus procesos al regreso a Colombia.

El próximo viaje de verificación de los DDHH que realiza la delegación asturiana tendrá lugar en el mes de febrero de 2023.

Jornada de devolución de la Visita de verificación de DDHH en Colombia 2022

El sábado 15 de octubre de 2022, en el Centro de Mayores y Pensionistas Cajastur Liberbank – Ayuntamiento de Avilés (Las Meanas), tuvo lugar la jornada de devolución de la Visita de verificación de DDHH en Colombia 2022 por parte de la voluntaria (Susana) que este año participó en la XVIII Visita para la verificación de Derechos Humanos en Colombia 2022.

Durante la jornada, Susana expuso tanto los datos recopilados en terreno como sus impresiones personales de la visita. Agradecemos el esfuerzo de Susana que ha viajado desde Andalucía para compartir su tiempo con ISF Asturias.

Recordar que puedes descargarte el informe completo que hizo Susana de la XVIII Visita para la verificación de Derechos Humanos en Colombia 2022 así como el informe de la delegación.

Asociación Cultural Contigo de Noreña apoya a ISF Asturias con su Fondo anual solidario

La Asociación Cultural Contigo de Noreña colabora, desde hace años, con personas y organizaciones relevantes por su labor solidaria través de un Fondo anual, dotado por la acción desinteresada de un grupo de voluntarios que colaboran en una Espicha Solidaria en Noreña.

En este año 2022, Ingeniería Sin Fronteras Asturias ha sido elegida para recibir parte de ese fondo (3.000 euros), que será destinado en dos de nuestros proyectos:

1. En el proyecto actual de República de Guinea (Guinea Conakry).

ISF Asturias colabora desde 2019 en la República de Guinea mediante el apoyo a programas educativos prácticos y por el empleo ejecutados sobre el terreno por la contraparte Foi et Joie Guinée. En 2022 esta colaboración se concreta en formación para instalar microredes fotovoltaicas, un estudio de mejora del abastecimiento de agua a comunidades rurales, apoyo para el emprendimiento asociativo e informatización. Igual que en el resto del mundo, la equidad de género brilla por su ausencia, de forma especialmente extrema en entornos como el que nos ocupa, en forma de embarazos y matrimonios precoces, mutilación genital generalizada y segmentación educativa y laboral. Por tanto, proponemos dedicar 2400€ de la cifra donada por la Asociación Contigo a actividades de formación y sensibilización en emancipación, derechos fundamentales y feminismo desde y para el Sur.

2. En el proyecto de acogida temporal de refugiados de Colombia.

Colombia es un país complejo en el que desde hace 50 años se vive un conflicto militar interno que arrastra numerosas víctimas. La situación de violencia interna se perpetúa a pesar del acuerdo de paz firmado entre el gobierno y la guerrilla de las FARC en 2016. 

En este contexto, desde el año 2001 el Programa Asturiano de Atención a las Víctimas de la Violencia en Colombia (que ISF Asturias apoya) viene organizando anualmente la acogida temporal de personas que se encuentran amenazadas en Colombia. Se establecen en Asturias durante varios meses, retornando luego a su país. Es una contribución pequeña pero necesaria para visibilizar este conflicto, y también para proteger en cierta medida a las personas acogidas.

En la primavera de 2022 llegaron a Asturias cinco personas refugiadas de Colombia. En septiembre planean una gira de incidencia por Francia e Italia ante la nueva situación política colombiana porque tras el resultado de las elecciones presidenciales se ha agravado la persecución y violencia interna. Este tipo de viajes son fundamentales para dar a conocer la situación en Colombia y recabar apoyo político internacional que permita incrementar la protección a las personas perseguidas y amenazadas.

ISF Asturias propone emplear 600€ del Fondo de solidaridad para completar la aportación del Programa y hacer posible este viaje.

Desde ISF Asturias queremos agradecer tanto el reconocimiento por nuestra labor así como la aportación económica por parte de la Asociación Cultural Contigo de Noreña.

Viaje de proyecto a Guinea por parte de ISF Asturias

La cooperación internacional requiere de una estrecha comunicación y sincronización entre las dos partes involucradas (normalmente, una en el Norte y otra en el Sur, donde se interviene). Por ello, y como otros años -cuando el estado de salud pública internacional lo ha permitido-, ISF Asturias viajará esta semana a la región de Guinea Forestal, donde lleva 3 años participando en un proyecto multidisciplinar (que incluye formaciones técnicas, en emprendimiento social y gestión de aguas). Guinea (Guinea Conakry) es un país extremadamente pobre (IDH 0,477, país nº 178 en el ranking mundial), francófono y mayoritariamente musulmán, situado en el golfo de Guinea, en el África Subsahariana.

El objetivo de estos viajes es reforzar la comunicación con la contraparte, verificar el estado de ejecución del proyecto, y realizar numerosas reuniones con las comunidades locales y la contraparte para identificar necesidades aún no cubiertas y planificar futuras actuaciones y fases del proyecto.

¡Os contaremos a la vuelta!

XVIII Visita para la verificación de Derechos Humanos en Colombia 2022

Descárgate el informe completo que hizo Susana de la XVIII Visita para la verificación de Derechos Humanos en Colombia 2022

La Delegación Asturiana lleva 18 años realizando visitas para la verificación de Derechos Humanos en Colombia, visitando distintas zonas del territorio. El objetivo de estas visitas es verificar el estado y garantía de los Derechos Humanos en el país, así como acompañar con la presencia internacional en la medida de lo posible a las entidades con las que nos reunimos. Parte de estas visitas también se centra en difundir los informes y relatorías que surgen de estos encuentros; ya sea con las entidades institucionales con las que nos reunimos en el territorio colombiano, como en los espacios en los que participamos en Europa y, en concreto, en España.

La visita realizada en marzo de 2022 ha estado especialmente marcada por dos hechos. Por un lado, se ha trasladado desde casi la totalidad de organizaciones con las que se reunido la Delegación Asturiana la decepción que han sentido con respecto al Acuerdo de Paz de 2016. Aunque supuso un hito de esperanza ante la impunidad de los conflictos armados y las grandes desigualdades que sufre la población, no se percibe que estén alcanzando grandes logros ni los resultados esperados. Por otro lado, porque la visita coincidió con las elecciones legislativas del 13 de marzo de 2022, que incluían la novedad de las circunscripciones transitorias especiales de paz y había generado también muchas esperanzas entre las víctimas. No obstante, como se ha transmitido desde las distintas entidades y representantes sociales, estas elecciones han estado condicionadas por procesos violentos y de fraude, desde el asesinato de lideresas y líderes sociales, a la compra de votos o financiación ilegal de campañas.

Entre el 4 y el 12 de marzo, nos organizamos en dos grupos para recorrer distintas zonas del territorio colombiano. Uno de los grupos, del que formaba parte la representante de ISF Asturias, pudo visitar distintas zonas en el Bajo Atrato (en concreto Rio Sucio y la comunidad Jagual del pueblo indígena Embera-Dóbida), en Urabá (la Comunidad de Paz de San José de Apartadó), en Córdoba (Tierralta y Montería) y en Sucre (Sincelejo y Ovejas). El otro grupo tuvo la oportunidad de conocer las regiones del Norte de Santander, Arauca, el Caquetá y Cauca. Tras estas visitas con distintas entidades y representantes sociales, las personas integrantes de la Delegación Asturiana pudieron participar como observadores en las elecciones legislativas y finalizar la visita con distintas reuniones en la ciudad de Bogotá con ONU Paz, la ONIC, etc.

Susana, voluntaria de Ingeniería Sin Fronteras Asturias

ISF Asturias participa en las IV jornadas «Ingeniería y Filosofía»

Los pasados 24 y 25 de febrero ISF Asturias colaboró en las ya cuartas jornadas de Ingeniería y Filosofía, celebradas una vez más en el centro de Gijón. El programa, tan atractivo como los de los años anteriores, se articuló sobre cuatro ejes temáticos que trataban de explorar las tendencias futuras que relacionan la tecnología con las emociones humanas y su articulación mediante diferentes expresiones artísticas.

Ya en el acto de inauguración, Marta González, profesora de la Facultad de Filosofía y miembro del equipo IF, recordó la coincidencia de estas siglas con el título de un poema de Rudyard Kipling que anima a soñar y pensar a la vez, mientras que Ramón Rubio, profesor de la Escuela Politécnica de Ingeniería, director del MediaLab y también miembro de IF, subrayó el concepto moral, y por tanto filosófico, que contiene el fin de la ingeniería: tratar de mejorar el mundo.

La entradilla artística del primer bloque, a cargo del colectivo La ciencia del cuentu, un video con una historia ficticia (o no tan ficticia) sobre la vigilancia desde el poder establecido a unos potenciales terroristas conectándose a sus cerebros, ya sugería el acceso a datos personales de las corporaciones tratado en mesas posteriores.

Idoia Salazar y Jordi Vallverdú compartieron la primera de esas mesas, EMOCIONES DE SILICIO. Inteligencia Artificial, robótica y relaciones interpersonales, moderada por Kike Álvarez, doctorando en filosofía de la ciencia y miembro del equipo IF. Bajo el título “IA, robótica y relaciones personales”, Idoia, de OdieseIA, se preguntó por qué la inteligencia artificial está haciendo pensar más que otras tecnologías del pasado o presente sobre su impacto social, encontrando respuesta en la capacidad de la IA para tomar decisiones o, al menos, para llegar a conclusiones. ¿Tiene sentido competir con máquinas que muestran creatividad y operan ventajosamente frente a los seres humanos? ¿No parece más adecuado colaborar con ellas buscando espacios donde los sistemas de IA nos complementan en vez de sustituirnos? La anécdota de un japonés casado con una cantante virtual (porque no le discute) se relaciona con enfoques de género abordados el día siguiente y fue recogido, de forma maniquea y simplista, por la prensa local. Jordi, profesor de la Universidad Autónoma de Barcelona, tomó el relevo con una exposición provocativamente titulada “¿Por qué no iba a tener emociones la IA?”, dedicada a desarrollar el papel de las emociones en los sistemas cognitivos no como un lastre sino, de nuevo, como una oportunidad. Tras establecer la duda sobre el grado de racionalidad con el que actuamos los seres humanos, cuando mayoritariamente mantenemos explicaciones mágicas del mundo, Jordi planteó que, a diferencia de cómo aparece en muchas películas y series de ciencia ficción, acercarnos a los robots como históricamente hemos hecho con los animales, dotándoles de crecientes grados de dignidad, se enfrenta al hecho de que los animales no recogen nuestros datos para facilitárselos a grandes compañías. Y el problema es que la industria y sus intereses evolucionan más rápidamente que las aproximaciones éticas que los abordan y las consiguientes regulaciones legales, que sería uno de los aspectos tratado en la segunda mesa.

Como entradilla artística de la misma, Ivana Castañón, nos ofreció un video en el que, mezclando imágenes de desfiles de moda y de abusos laborales, sociales y medioambientales perpetrados por la industria textil, dejó claro que ni las personas consumidoras del Norte ni, desde luego, la mano de obra explotada del Sur, tienen mucho control sobre tal industria.

Entonces, Carla García de ISF Asturias y del equipo IF, moderó la mesa ¿QUIÉN ELIGE POR TI? De la soberanía (y la sumisión) tecnológica, en la que intervinieron David Casacuberta, profesor de filosofía de la Universidad Autónoma de Barcelona, y Agustín Orviz, miembro del Consejo Rector de la cooperativa de servicios digitales Nuberu Digital. Bajo el título “Recuperemos el control”, David comenzó observando la dificultad de predecir los desarrollos tecnológicos y sus impactos: el mundo actual no tiene mucho que ver con los contenidos de la ciencia ficción de décadas atrás. La clave radica en que no son las máquinas las que nos dominan sino las compañías que se ocultan tras ellas, y lo hacen manteniéndonos en burbujas informativas: las redes sociales y otros sistemas tecnológicos actúan como filtros que nos ocultan la mayor parte de la realidad (cada persona tiende a relacionarse con quienes piensan parecido a ella). Pero los sistemas de IA adolecen del sesgo ideológico de quienes los programaron o les surten de datos, caso de determinadas herramientas que valoran la gravedad de delitos cometidos por diferentes personas aplicando planteamientos racistas. La solución para recuperar el control es la cooperación entre humanistas con formación tecnológica e ingenieras e ingenieros con formación humanística. Avanzando hacia lo práctico y concreto, Agustín fundamentó su intervención en la importancia de nuestros datos: dónde están y cómo recuperarlos. Entonces, la cooperativa de consumo sin ánimo de lucro Nuberu Digital pretende fomentar y facilitar un uso democrático de la red aplicando principios de seguridad, democratización y adaptación de servicios a cada colectivo, desde la clientela más ideológicamente comprometida hasta organizaciones que trabajan con personas vulnerables. Todo ello nos lleva a la dicotomía, no siempre fácil de equilibrar, entre decisiones políticas y personales.

El debate, muy animado, continuó durante la comida vegana, muy sabrosa, servida por otra cooperativa, Kikiricoop, y su proyecto de catering Con-fusión Comidas.

Ya por la tarde, siguió la presentación de los trabajos a cargo del alumnado del Aula de Extensión Universitaria que, con la misma denominación IF4.0, se había impartido las semanas previas entre el campus de humanidades de Oviedo y el tecnológico de Gijón, con el fin de ir preparando por adelantado los contenidos de las jornadas. El reto propuesto para dichos trabajos era elegir un tema perteneciente a uno de los tres primeros ejes y desarrollar un producto artístico sobre el mismo (cuarto eje de las jornadas). Los temas seleccionados, respectivamente, reprogenética (cuerpo y genes como productos de consumo, qué genes son mejores y quién lo decide) y úteros artificiales (trivialización irónica de la gestación y la maternidad), resueltos, en ese orden, mediante la manipulación de la obra pictórica “Adán y Eva” de Durero, y la grabación de la parodia de un video publicitario en formato “teletienda”, parecían referirse al tercer eje. Sin embargo, en coherencia con el carácter híbrido de las jornadas, el primero de los temas apeló también a técnicas de IA mientras que el segundo retomó el problema de la soberanía tecnológica. El público valoró muy positivamente la alta calidad de ambos trabajos y la forma en que fueron expuestos. Además, avivaron un rico debate con el público asistente.

Tras dicha presentación, ISF Asturias organizó un Repair Café, un espacio colaborativo en el que aprender y enseñar a reparar aparatos, alargando su vida y disfrute más allá de lo que dictan modas, anuncios y campañas de consumo irreflexivo.

Os dejamos aquí el Video de la primera jornada.

En todo caso, ya se había generado interés para el primero de los temas de la segunda jornada, cuya entradilla artística fue la lectura por parte de María García de unos poemas de su obra “Espacio virgen”. Sobre un fondo gráfico generado por ordenador, palabras como amamantar, nacimiento, hambre, ternura, matriz, piel, deseo, sexo, niña, niño, carne o abrazo prepararon a las personas asistentes para la mesa de debate siguiente.

Con el título LA MATERNIDAD TECNOLÓGICA. Valores en conflicto, Natalia Fernández, doctoranda en filosofía de la ciencia y miembro del equipo IF, moderó las intervenciones de Isolina Riaño, pediatra del SESPA, y Eulalia Pérez, filósofa del CSIC. Isolina, ejemplo claro de que la tecnología abarca espacios mucho más allá de los tradicionalmente ocupados por la ingeniería, mostró el aumento dramático de nacimientos mediante técnicas de reproducción asistida fruto de factores como la incorporación de la mujer al mercado laboral y la mejora de la tecnología. En el extremo, empresas como Facebook o Apple ofrecen a sus empleadas congelar sus óvulos, presionándolas así para que retrasen la maternidad. Aunque es legalmente obligatorio, no se recogen suficientes datos de los problemas postnatales que conlleva este fenómeno, pero existen evidencias de aumento del riesgo epigenético y conflictos relacionados con las dicotomías entre paternidad genética y biológica, entre anonimato y derecho a saber, entre autonomía y decisiones relacionales, entre encarnizamiento y derechos de la niña o el niño, entre gratuidad y compensación. Esta última dicotomía o fuente de conflicto, llevada al extremo del turismo reproductivo, enlazó con la exposición de Eulalia sobre los denominados vientres de alquiler o, más apropiadamente, la maternidad por sustitución. Es un asunto sobre el que se establecen debates poco claros donde el propio movimiento feminista o determinados partidos políticos de izquierda no se ponen de acuerdo. De un lado, se habla de explotación reproductiva (mercantilización de los cuerpos de mujeres y de los de sus hijas e hijos); de otro, desde ópticas liberales, de un nuevo nicho laboral para mujeres, menos explotador que otros trabajos. La paternidad o maternidad, ¿es un derecho o un simple deseo que puede limitar la autonomía de otras personas? Surgen nuevas formas de maternidad y de familia, que se facilitan por la globalización: la medicina transnacional permite vías prohibidas en unos países, como España, y permitidas en otros donde proliferan granjas reproductivas. Frente a panoramas distópicos que muestra la ciencia ficción, hay que esforzarse en aplicar la fuerza de la educación para generar utopías; esa fuerza se revela con frecuencia más poderosa que la genética.

Beatriz Rayón, poeta, doctoranda en filosofía de la ciencia y miembro del equipo IF, asumió la entradilla del cuarto eje de estas jornadas mediante la lectura de textos propios procesados mediante un programa de reconocimiento de voz que los interpretaba con colores y subrayados según la carga emocional de las palabras reconocidas. El tema de fondo, de carácter poético y existencialista, era la codificación del mundo actual y el futuro mediante técnicas de IA.

La misma Beatriz moderó la última mesa, que, a modo de síntesis de las jornadas, se tituló … ¿cómo IMAGINAR-TE? Hibridando futuros, y la compartieron Inés Bebea, ingeniera de telecomunicaciones, actriz, educadora y un largo etcétera multidisciplinar, y María José Miranda, profesora de la facultad de Filosofía de Oviedo, feminista, música y miembro asimismo del equipo IF. Inés (única de las personas interviniendo por videoconferencia que pidió ver al público, poniendo en evidencia los límites de lo online), compartió su muy intenso e híbrido currículo vital, que incluye desde los satélites para uso militar hasta Ingeniería Sin Fronteras, pasando por la fotografía, el teatro social y del oprimido, la danza, el canto o el yoga. ¿Equivale la ingeniería al ingenio entendido como creatividad, cuando en las escuelas técnicas se proponen problemas acotados y descontextualizados de la sociedad? ¿Pueden estar la ciencia y la tecnología al servicio de esa sociedad cuando el poder de las grandes empresas supera de lejos al del sector público? Retomando la relación entre desarrollos tecnológicos, afectos y arte, María José glosó en su intervención el texto “La hipótesis cibernética”, una distopía publicada en 1999 muchos de cuyos contenidos se ven materializados en la actualidad. De ahí surge la propuesta de resistir a la castración simplificadora, a los mecanismos de control basados en flujos de información que se retroalimentan. De nuevo, los gobiernos corporativos ocupan el espacio del Estado para generar una nueva sociabilidad mediante movimientos que mantienen el statu quo y tecnologías atractivas que crean malestar. La alternativa puede ir por diferentes propuestas artísticas con sentido poético, lentitud para desacelerar, ritmo e improvisación, reverberación que, construyendo otras narrativas, desestabilice el sistema dominante. Parafraseando a Eduardo Galeano, la utopía sirve para caminar.

En las conclusiones, Jorge Coque, profesor de la Escuela de Ingeniería de Gijón de la Universidad de Oviedo, miembro de ISF Asturias y del equipo IF, mencionó que esta organización celebra durante 2022 su 30º aniversario, y que su colaboración en IF4.0 es el primer evento de dicha celebración.

Aquí el Video de la segunda jornada.

Durante todas las jornadas, hubo demostraciones interactivas disponibles para el público durante los descansos. En ellas se podía pedir a un sistema de IA la generación de una imagen a partir de texto, la generación de imágenes hiperrealistas mediante el algoritmo GauGAN, o generar caras realistas.

Como cierre de las jornadas, el viernes por la tarde se realizó una visita al centro de Arte LABoral, en las inmediaciones de la Universidad Laboral, Gijón. Allí, una empleada del entro explicó el mural de la entrada, mostró algunas instalaciones artísticas realizadas por residentes y guió una breve visita al FabLab.

Miembros de ISF Asturias ya están colaborando en la preparación de las próximas jornadas (y cursos) IF que tendrán lugar en 2023, y a la que esperamos queráis apuntaros para seguir investigando e imaginando posibilidades y soluciones a un mundo tecnológico, sí, pero también humano y ecosistémico que, como dijo Antonio Gramsci, necesita de toda nuestra inteligencia, entusiasmo y organización.