Cuenta la leyenda que allá por el año 1992 varios grupos de estudiantes, docentes y profesionales a lo largo y ancho del territorio español sintieron la necesidad de romper algunos muros y de ampliar esa formación técnica, recia y masculinizada que inundaba sus días y encorsetaba sus mentes, añadiendo una visión que incluyese más a las personas. No sólo que las incluyese, sino que las llevase al centro, que se convirtiesen en el origen y en el fin, en por qué y en el para qué.

En Asturias, este grupo se reunió una vez, y dos, y tres… debatió, consensuó, discrepó y volvió a debatir y finalmente se constituyó como una ONGD: Ingeniería Sin Fronteras. Y entonces el grupo, como una pequeña arañita, comenzó a tejer redes, unas cerca de su casa con otros grupos de diversas procedencias y otras más lejana, más grande con otros grupos similares allá donde estuvieran. Una de esas redes fue la Federación Española de Ingeniería Sin Fronteras, creada muy pronto, pero desde abajo y posteriormente a la fundación de las primeras ISF locales.

Comenzaron el camino, comenzaron los proyectos, comenzaron las campañas, comenzaron un sinfín de actividades en el Norte y en el Sur, con gente de aquí y de allí, con más éxito o con menos, con menos conflictos o con más, pero nunca se detuvieron. Las personas que formaron el grupo se alejaron de él, otras nuevas llegaron, algunas incluso se quedaron, pero la rueda no paró de girar, de construir y de caminar y así lleva 25 años. 25 años de reuniones, de trabajo, de avance y de profundización. 25 años que no queremos que se pierdan en la inmensidad, que se olviden en los diferentes cajones y ordenadores de las personas que pasaron por el grupo. 25 años que no queremos que se desaprovechen, sino que sirvan para seguir girando, para llevar la rueda más y más lejos, más y más profundo.

Y aquí estamos ahora, descubriendo la leyenda, rebuscando entre las montañas de papel para recuperar todo ese trabajo, todo ese esfuerzo y darle el valor que merece, utilizarlo, profundizar en él.

Aquí estamos, el mismo grupo, pero distintas personas, continuando la leyenda, una que se escribe ya en formato digital, pero que mantiene la misma esencia, con esas ganas de derribar muros y de poner el foco en las personas, y de hacer de la tecnología una herramienta para el desarrollo, para ese desarrollo que nos gusta y en el que creemos, ese desarrollo que respeta y que se autosostiene, ese desarrollo que nos une.

 

Para recuperar el legado de estos 25 años, hemos escogido 12 temas claves para la asociación que iremos trabajando a lo largo de 2017. Os invitamos a que nos acompañéis en este recorrido

Enero – Desde una perspectiva feminista

Febrero – Una historia olvidada: Sáhara Occidental

Marzo – Mocedá: renovarse o morir

Abril – La lucha contra el poder corporativo

Mayo – Emprendimiento social desde África Subsahariana

Junio – Asturias y Colombia, una relación de algo más que amistad

Julio – Nunca estuvimos solas: trabajo en red

Agosto – Sin fronteras hacia dentro: intervención social en el Norte

Septiembre – ¿Cómo empezó todo?

Octubre – Educación para el desarrollo desde la universidad

Noviembre – Lo global desde lo local: la Federación Española de Ingeniería Sin Fronteras

Diciembre – De la tecnología apropiada a la electrónica ética van 25 años de historia